Archive for 22 noviembre 2009

El poema de Miriam

noviembre 22, 2009


Miriam, voluntaria de la Fundación Vicente Ferrer en Kuderu, nos envía este poema donde refleja sus sentimientos hacia Vicente:

Amor enternecedor,
Mirada derrochadora,
Caricias con alma de fuego,
y tu sonrisa… completa satisfacción del ser…

Cual grandiosa es tu energía,
Regalada sin más ambición que la de dar aliento a quien se asfixia,
Alimento a quien menos mendiga y vida a quien lucha por no ser derrotado.

Sin armas ni escudos,
Sin más ayuda que tu sabiduría, tu fuerza interior y tu luz…
Inspiración infinita que todo lo alcanza,
Hasta la estrella más remota de la galaxia…
Para ponerla a nuestros pies si es necesario hacernos felices.

Así te siento cada vez que te observo,
Cada gesto y movimiento es un presente para mí,
Gracias por esto, por aquello y por mucho más que nos seguirás dando,
Porque siempre estarás con nosotros, siempre estarás a nuestro lado en el camino,

Vicente…

Anuncios

El sueño de Dunia

noviembre 9, 2009

Apunta-ho tot
Dunia Beltrán fue una de las más estrechas colaboradoras de Vicente Ferrer durante los últimos meses de su vida. Su labor consistía en ayudar a Vicente a recopilar y ordenar todos los pensamientos, textos y citas que habían de conformar su próximo libro. Esto implicó largas horas de trabajo conjunto que ayudaron a crear una fuerte relación entre ambos. Ahora, desde su maravillosa Menorca, Dunia nos envía este texto tan especial que refleja de manera irrepetible los lazos que se crearon entre Vicente Ferrer y ella. Se lo agradecemos infinitamente.

Amics

“Aquel día había recibido un mensaje en que me decían que Vicente estaba a punto de acabar….. Encendí una vela y cogí un pequeño toro negro de plástico que venía con las botellas de vino de Sangre de Toro, que Vicente también había tenido sobre su mesa y con el que jugaba de tanto en tanto, cuando adoptaba aquella actitud infantil característica de los sabios que mantienen intacta su inocencia. Aquel toro para mí lo simbolizaba a él. Así que con la vela encendida, el toro sobre la mesa y el teléfono al lado me quedé dormida y esto es lo que soñé:

No se quería ir…. estaba sentado en una jardinera redonda, de espaldas al patio de su casa…, camiseta azul, pantalón de pana negra y sandalias. Miraba constantemente hacia atrás y regresaba a la misma postura, la cabeza apoyada en sus manos, éstas en sus brazos, sus brazos en sus codos y sus codos en sus rodillas…….. En la casa había una luz muy tenue y se escuchaban pequeños murmullos….. Me miró con una mirada insegura, buscaba el consentimiento, necesitaba la confirmación de que se iba en un buen momento… Por su cara ví que le dolía sucumbir al plan divino del que tanto había hablado y dejar atrás uno de sus pilares …. su gran familia humana….. No tenia una edad concreta, había perdido ese peso, ahora era un alma a punto de subirse al tren hacia el misterio de lo desconocido….. Pots estar tranquil….. no ens deixes…., le habló mi voz…. Miró otra vez hacia atrás ….hacia mi….y una última vez hacia atrás mientras se levantaba lentamente… Se acercó en dos pasos y me tomó de la mano que entraba en la imagen por el lado derecho y pasó instantáneamente de un primer plano mental a uno general infinitamente extenso ….. Me despertó una llamada de India, una voz con lágrimas que confirmaba mi sueño y ví que la cera derretida de la vela había movido al torito negro que tenía encima de la mesa, ahora sus patas delanteras estaban levantadas y el torito bravo saltaba hacia la inmensidad del Universo ….. ………………..

En realidad la cera de la vela dejó una silueta muy clara de él y yo cogido del brazo…. la tengo en casa …parece magia… y así es como mi particular relación con Vicente ha quedado materializada en cera india para siempre….”

Mols petons, Dunia!

Texto de Alba de Toro

noviembre 5, 2009

Alba de Toro

Alba de Toro, una de las protagonistas del documental, nos regala estos comentarios tan emocionantes y reveladores. No tengo palabras para explicar el orgullo que nos produce haber sido capaces de generar estos sentimientos en Alba (versión en castellano más abajo).

Jo sempre m’he imaginat la meva vida com si fos una pel•lícula. Des que era petita, posava banda sonora i efectes especials als moments més emocionants i després tornava a imaginar-me’ls a càmera lenta. De vegades canviava coses, repetia imatges, i feia muntatges de tot. Encara ara, quan camino pel carrer, em segueixo imaginant les coses com en un cinema.

Per això, quan vaig veure el documental de l’Índia acabat, no em podia creure que un dels records i experiències més importants que he viscut mai estigués allà, a la televisió, i que el pogués rebobinar tants cops com volgués i tornar-lo a reviure. Per a mi aquest documental és un regal, un somni fet realitat.

Siempre he imaginado mi vida como si fuese una película. Desde que era pequeña, ponía banda sonora y efectos especiales a los momentos más emocionantes y después volvía a imaginármelos en cámara lenta. A veces cambiaba cosas, repetía imágenes y hacía montajes de todo. Todavía hoy, cuando camino por la calle, sigo imaginándome las cosas como en un cine.

Por eso, cuando vi el documental de la India acabado, no me podía creer que uno de los recuerdos y experiencias más importantes que he vivido nunca estuviese allí, en la televisión, y que pudiese rebobinarlo tantas veces como quisiese y volverlo a revivir. Para mí este documental es un regalo, un sueño hecho realidad.