Una niña asustada

Hoy hemos viajado hasta Muddanna Pallí, la pequeña aldea (aquí las llaman comunidades) en donde vive Bharathi, la niña apadrinada por Nuria. Aunque la ceremonia de recepción de los padrinos está más que prevista y ensayada, no por ello ha dejado de ser un acto bastante emotivo. Dos grandes collares de flores estaban preparados para recibir a nuestras protagonistas. Alba no ha venido (por culpa nuestra, lo hemos creído necesario para la estructura del documental), así el segundo se lo han puesto a Antonia, directora de producción y maravillosa persona que no sólo nos dirige como profesionales sino, en ocasiones, también como personas. Ella es la moderadora, la apaciguadora, la que aporta serenidad y sentido común en los momentos de tensión. Al resto nos han dado rosas y una hoja que se ata en la muñeca a modo de pulsera, otra señal de bienvenida.

DSC03707

Bharathi esperaba a Nuria sentada en una pequeña plataforma decorada con un tapiz en lo que podríamos llamar “la plaza del pueblo”. Hemos entrado en tromba, Jorge y Carlos con las cámaras, Eva con la percha del micro en ristre y la pobre niña se ha puesto nerviosa, estaba completamente rígida y muy seria e incluso se le han escapado unas lagrimitas. El traductor de la FVF que nos acompañaba ha intentado calmarla mientras le traducía las preguntas y observaciones de Nuria, que al principio tampoco estaba muy suelta que digamos. Por suerte las cosas han ido mejorando. Nuria y Bharathi han entrado en la casa de la familia de la niña, Nuria le ha dado los regalos que había comprado para ella y poco a poco la situación se ha ido distendiendo. Al final hemos conseguido arrancarle unas sonrisas. Todo esto ha aportado una cierta variedad emocional a lo filmado que nos va muy bien. Hemos rodado buen material y nos vamos contentos de la visita, y también de la experiencia a nivel humano. En resumen, una jornada muy productiva, como todas las que llevamos hasta ahora.

Al volver hacia Anantapur nos hemos detenido en Bathallapalí para visitar el hospital para niños con SIDA que la FVF tiene allí y en donde nuestras nuevas amigas Martina (farmacéutica), Nuria y Maura (pediatras) realizan una labor digna de encomio. El tema no encaja en nuestra película, pero la emoción es viva y punzante y hará que seguramente esta sea una de las visitas más recordadas.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: